Páginas

Mostrando entradas con la etiqueta Manzana Cuántica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Manzana Cuántica. Mostrar todas las entradas

viernes, 11 de julio de 2014

El libro de Lilian Andrea Lencinas “Manzana Cuántica” (y otros cuentos).




Acabo de terminar de leer el libro de Lilian Andrea Lencinas “Manzana Cuántica” (y otros cuentos). Pese a la advertencia que deja la autora de “No leer” yo os invito a que quebrantéis dichas advertencias ella os sumergirá en un inquietante mundo de misterio.
Me ha gustado ese tono directo y contundente hacia el lector que utiliza para establecer un curioso diálogo con la persona que en esos momentos está leyendo el libro. Te hace plantearte cosas, preguntas que a veces la gente deja olvidadas en algún lugar remoto de la mente para seguir sus vidas como autómatas.
Interesantes las metáforas que utiliza para arrojar luz sobre tan inquietantes preguntas.
Pone en duda los dogmas que hemos ido interiorizando con los pasos de los años, nos hace formularnos preguntas, misterios muchas veces insondables que a su vez generan miles de otras cuestiones. Es el camino de la luz y del intelecto para salir del aborregamiento dogmático previamente inculcado en nuestro pasado.
¿Cómo? ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Para qué? ¿Quién no se ha preguntado alguna vez esos misterios?
Un robo que no es tal ya que ¿Acaso no tenemos derechos los seres humanos a poseer ese don tan necesario? Sí que lo tenemos 
Quizás debiéramos preguntarnos como se nos puede exigir tamaña empresa cuando hemos sido creados imperfectos para lograrla.
Sí, tenemos derecho a dudar a plantearnos las cosas desde diferentes ángulos y es precisamente eso lo que logra la escritora con su interesante narrativa ampliar nuestras mentes para captar la esencia desde otras perspectivas liberándonos del yugo de la ignorancia.
Los relatos que acompañan a la “Manzana Cuántica” también me han gustado:

“Lo hemos conseguido”
Espero que el ser humano nunca llegue a sufrir esta situación me inquieta tan sólo pensarlo. Me atormenta pensar que su origen sea un sueño ya que muchas veces son precisamente los sueños advertencias de una realidad que acaso pudiera manifestarse.
Su narrativa es amena conviven breves momentos dulces y tiernos con la crudeza de la realidad en el desarrollo del libro. De súbito la autora sin previo aviso puede sumergirnos en la más abrupta  desesperación.
Los diálogos son fluidos  muchas veces a través de ellos y por como se van comportando los personajes vamos captando la personalidad interior de las personas que conforman el libro.
Como una buena escritora de terror puede arrojar sin ningún miramiento a sus personajes hacia un abismo de desesperación y sufrimiento terribles. Sufres con ellos ya que previamente los has conocido en otras situaciones y les has tomado cariño a mi me pasa eso con facilidad.
Dentro del horror hay fogonazos de luz… que extraña puede ser la vida para que en semejantes circunstancias algunas personas evolucionen. Cito textual “El hombre sin esperanza se volvió raro solidario amable extendiendo su mano a quien lo necesite”
La fuerza de algunos ante la adversidad el tesón y la tenacidad en situaciones límites es admirable. Otra frase que me gustó  fue esta “Las lágrimas derramadas no servían”

“Transparente”
Es una historia muy buena como el resto del libro. Te hace valorar la importancia del afecto y el cariño que necesitamos cada uno de nosotros para proseguir con nuestras vidas.
Tras una brutal experiencia personal va narrando en primera persona el personaje central la historia. Así que vemos a través de sus ojos la ternura el miedo el afán de superación así como la sorpresa de la mujer ante situaciones desconcertantes que no terminan de encajar en el interior de su mente. La autora va generando un clima de intriga que va en aumento nos deja indicios que debemos de seguir y analizar con sumo cuidado.

En conclusión es un libro polifacético que te hace pensar y reflexionar en muchas ocasiones. Una gran autora en si, fascinante su vertiente  de misterio intriga y terror, lo recomiendo sus finales son impredecibles a mi me sorprendieron. Seguiré con atención su trayectoria.